Rectificados de componentes del motor en Valencia

Consigue una durabilidad para tu motor equivalente a un motor nuevo.

Un rectificado es el proceso final de acabado de una pieza, una vez se ha torneado o fresado y se han obtenido las tolerancias y acabados superficiales del componente del motor. Este proceso de recuperación busca restablecer las características de funcionabilidad y durabilidad de los componentes de un motor.

En Mínguez las piezas de motores que rectificamos son: el bloque, el cigüeñal, las culatas, las bielas, los ejes de levas, los ejes intermediarios, el volante motor, etc.

Un motor rectificado primeramente ha sido desmontado, verificado, mecanizado y reinstalado conforme a las especificaciones técnicas, con el fin de recuperar las propiedades de origen de la pieza, buscando que el motor consiga una durabilidad equivalente a un motor nuevo.

¿Por qué se necesita rectificar una pieza?

Una pieza necesita ser rectificada cuando está dañada por sobrecalentamiento del motor, por desgaste debido a su uso, por falta de lubricación, por fallo o avería de algún componente.

Para ser más específicos, el bloque, el cigüeñal, las bielas y el árbol de levas suelen dañarse por falta de aceite que provoca una falta de lubricación en las piezas. Por otro lado, las culatas suelen averiarse por alguna avería en el circuito de refrigeración, generando un sobrecalentamiento. El resto de componentes del motor se suelen rectificar por desgate: árbol de levas, ejes intermediarios, cárter o volante.

El rectificado de las piezas del motor se recomienda cuando el coste de las piezas del recambio es superior al valor del componente nuevo como ocurre con el bloque, las culatas o los cigüeñales.

En Mínguez rectificamos las piezas de tu motor con las máquinas, herramientas, dispositivos y equipos adecuados, para que las no resulten dañadas en el proceso de rectificado. Analizamos y examinamos cuidadosamente cada pieza y componente del motor.

¿Cuál es el proceso de rectificado de una pieza?

En primer lugar, recibimos el motor, lo desmontamos, identificamos, limpiamos las piezas, hacemos un control dimensional, inspeccionamos, anotamos las mediciones de la pieza -antes del trabajo- y hacemos un presupuesto. Cuando la rectificación es inviable aconsejamos la instalación de componentes nuevos. Seguidamente desmontamos de nuevo el motor, hacemos un control dimensional y limpiamos las piezas. Después de todo esto ya empezamos con el proceso de rectificación siguiendo unos determinados pasos dependiendo de si rectificas una pieza u otra.

Más de 75 años en el mercado nos avalan como expertos en el reacondicionamiento de motores y rectificado de sus componentes. Puedes visitarnos si tienes alguna duda en cualquiera de nuestras instalaciones de Valencia, Madrid o Castilla-La Mancha.

Para más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del apartado “Contacto” en nuestra página web, llamando a nuestro número de atención al cliente o preguntándonos cualquier duda por Redes Sociales.